El Gobierno reglamentó la Ley de Trasplante de órganos, más conocida como “Ley Justina“. La nueva ley regula las actividades vinculadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en la Argentina, por lo tanto  todas las personas serán  donantes de órganos, salvo que hubieran expresado su voluntad contraria. De este modo se eliminó la necesidad de que los familiares den su consentimiento. Para ampliar la información  Radio Total dialogó con Sebastian Kidd referente local del INCUCAI.